Casa flotante

Una casa flotante es una casa diseñada para su uso sobre el agua. Estas construcciones también se llaman house-boat, o casas barco. Una casa flotante puede tener motor y ser capaz de desplazarse por cuerpos acuáticos. A diferencia de los yates y otros tipos de barcos, las casas flotantes están diseñadas para las aguas tranquilas, como los lagos, las lagunas, los canales o los embalses. Algunas casas flotantes no tienen motor, y se pueden fijar a la orilla y utilizar en un lugar determinado. Sin embargo, estas casas también pueden trasladarse a otros cuerpos de agua.

Las casas flotantes estaban muy extendidas en muchas ciudades de Europa el siglo pasado. La razón eran los altos impuestos sobre los terrenos, que obligaban a los habitantes urbanos a buscar nuevas formas de mejorar sus condiciones de vida. De este modo, las casas barco se popularizaron en Holanda, Alemania, Gran Bretaña y otros países. En algunas ciudades europeas se pueden encontrar hasta hoy calles enteras de casas flotantes. Este tipo de vivienda acuática es también socorrido en algunos estados de Estados Unidos. Allí las casas móviles se utilizan sobre todo para disfrutar de unas vacaciones tranquilas en los lagos. En California, por ejemplo, tienen casas barco los pintores, actores, políticos y otras celebridades. En EEUU los propiedarios de casas flotantes están exentos de pagar ciertos impuestos. En Europa, por el contrario, las casas flotantes se han ido convirtiendo en un placer muy caro durante los últimos años, por lo que se las pueden permitir solo unos cuantos elegidos.

Hoy en día, las casas flotantes se utilizan sobre todo para las vacaciones y el ocio en diferentes cuerpos acuáticos. Tanto en Europa como en EEUU se alquilan estas curiosas propiedades donde se puede organizar una fiesta, pasar una luna de miel, tomarse unos días de descanso o celebrar un acontecimiento importante. Las casas flotantes contemporáneas tienen un sistema de agua corriente, canalización y calefacción independiente, y están equipadas con todo lo necesario para la vida. Una casa barco típica tiene un comedor-cocina, varios dormitorios y una gran terraza en la azotea.

En los últimos años las casas flotantes han empezado su andadura en Rusia, Belarús y Ucrania. Normalmente estas viviendas se construyen a partir de proyectos individualizados.