Los bienes inmuebles empezarán a bajar de precio en Letonia en los próximos meses

Los bienes inmuebles empezarán a bajar de precio en Letonia en los próximos meses

15.06.2020 21:00

El economista Auseklis Sarkans, socio de Starlex Investment, predice que se producirá en el mercado letón una caída de precios inevitable, de acuerdo con la información de The Baltic Course. El experto dio este pronóstico en el webinar de la Asociación Inmobiliaria Letona (LANIDA). Las razones de la caída de precios, según su opinión, serán la bajada del producto interior bruto y la disminución de la actividad financiera de los ciudadanos letones. Esta bajada de precios no se producirá inmediatamente, sino unos meses después de que la nueva situación económica comience a afectar al mercado inmobiliario.

¿Qué está ocurriendo ahora?

En Letonia se ha disminuido drásticamente el número de transacciones inmobiliarias debido a las restricciones de la cuarentena. La mayoría de compradores ha tomado la decisión de esperar. También son negativas para el mercado las dificultades que surgen al realizar estas transacciones:

  • Los notarios tienen horario reducido.
  • Las oficinas gubernamentales de registro están cerradas.

En el futuro, según el economista, la cantidad de contratos seguirá siendo reducida, pero ya no por la cuarentena, sino por factores económicos. Será decisiva la liquidez de cada propiedad.

¿Cuál es la situación con el alquiler de propiedades?

El alquiler a corto plazo lo analizó desde todos los ángulos en el mismo webinar el segundo socio de Starlex, el agente inmobiliario Valeri Komissárovy. Según indicó, los propietarios letones han empezado a alquilar apartamentos de lujo a largo plazo, mientras que antes se los ofrecían solo a los turistas a través de servicios en línea. El alquiler de estos apartamentos oscila entre los 300 y los 500 euros al mes sin contar con las facturas energéticas y de la comunidad.

Esta nueva tendencia está afectando negativamente al alquiler de viviendas en el casco antiguo de Riga y sus barrios centrales. La situación se ve empeorada también con el hecho de que con los apartamentos de clase económica han empezado a competir también las habitaciones en residencias de trabajadores, mientras que los inquilinos han empezado a pedir rebajas en el alquiler, sobre todo aquellos que se han quedado recientemente en el paro.

Foto: Envato