«Definitivamente podemos decir que el coronavirus ha dificultado la actividad inmobiliaria». La opinión de la directora de una agencia inmobiliaria en Eslovenia 2020

«Definitivamente podemos decir que el coronavirus ha dificultado la actividad inmobiliaria». La opinión de la directora de una agencia inmobiliaria en Eslovenia

10.11.2020 18:00

Los ciudadanos de muchos países europeos están aterrorizados: ¿la pandemia de coronavirus «obligará» a todos a cumplir con estrictas medidas de cuarentena por segunda vez? Solo recientemente las autoridades de las potencias mundiales comenzaron a abrir las fronteras, lo que permitió a los trabajadores de diversos ámbitos dar un suspiro de alivio. ¿Qué medidas se tomarán esta vez y cómo afectarán a la economía?

Tatiana Mkrtychyan, directora de la agencia inmobiliaria Galinvest, compartió su opinión sobre cómo la pandemia ha afectado ya al mercado inmobiliario esloveno y qué se puede esperar en el futuro.

«La pandemia ha tenido un fuerte impacto en el volumen de transacciones inmobiliarias en el extranjero. En nuestra agencia, en principio, hubo pocas transacciones con bienes raíces residenciales: los clientes prefieren invertir dinero en propiedades comerciales para recibir ingresos pasivos y retirar fondos. Las viviendas, por regla general, las compran aquellos clientes que ya tienen un permiso de residencia esloveno.

Debido a las estrictas medidas de cuarentena, la demanda para la compra de inmuebles en el extranjero ha caído: los clientes no pueden ver las propiedades, ya que la entrada a la zona de la UE está permitida solo con un pasaporte o permiso de residencia de cualquiera de los países incluidos en la zona Schengen. En algunos países (por ejemplo, Portugal) los abogados solicitan invitaciones de compradores a organismos como el Ministerio de Relaciones Exteriores. Sin embargo, dichos documentos no se emiten a los extranjeros que quieran venir al país solo para comprar bienes raíces.

Además, los ciudadanos de algunos países postsoviéticos, incluida Rusia, no pueden comprar propiedades como individuos. Anteriormente, los ciudadanos de dichos países abrían empresas propias y registraban las propiedades adquiridas a nombre de personas jurídicas. Por el momento, esta posibilidad prácticamente no existe: en Eslovenia se puede abrir una empresa por poderes, pero no se puede abrir una cuenta corriente para el capital autorizado sin la presencia personal del titular.

Algunos ciudadanos aceptan ver las propiedades en línea, pero no existe la posibilidad técnica de comprar un apartamento. Los extranjeros que ya poseen empresas en Eslovenia han suspendido temporalmente sus inversiones: nadie se arriesga a invertir varios millones de euros en propiedades que no se pueden ver en vivo y en directo. Además, hay indicios de que la pandemia provocará una crisis económica y, como resultado, una caída de los precios.

La cuarentena ha cambiado el mercado inmobiliario. Algunas empresas dejaron de funcionar durante varios meses, otras cambiaron a un formato remoto. Esto ha aumentado la demanda de bienes raíces residenciales, especialmente de casas particulares. Durante el confinamiento, muchos ciudadanos de la UE se han mudado de sus apartamentos a casas adosadas o independientes.

A pesar de que Eslovenia forma parte de la Unión Europea, los precios inmobiliarios son más bajos aquí que, por ejemplo, en el Reino Unido o los Países Bajos. Muchos de nuestros clientes, que solían buscar casas en los suburbios de Ljubljana, ahora están pensando seriamente en comprarlas.

Comprar una propiedad en Eslovenia

Definitivamente podemos decir que el coronavirus ha dificultado el trabajo inmobiliario. Deja que te dé un ejemplo. Una familia de los Países Bajos logró comprar bienes raíces incluso antes de la pandemia. Sin embargo, no tuvo tiempo para completar más acciones: el tráfico aéreo entre los países se canceló directamente.

Las medidas de cuarentena han afectado a la compra de vivienda incluso por parte de los ciudadanos que han vivido en Eslovenia durante mucho tiempo. Las razones pueden ser sorprendentes: los propietarios, por ejemplo, permitían solamente a un único miembro de la familia visitar la propiedad por un tiempo predeterminado, o incluso se negaban rotundamente a recibir a los clientes potenciales por temor a enfermar. Pocos estuvieron de acuerdo en comprar una casa por medio millón de euros en tales condiciones.

Los precios no han cambiado por la siguiente razón: nadie sabe cuáles serán las consecuencias. La mitad de la población mundial se mostró inicialmente escéptica ante la pandemia. Ahora todo el mundo entiende que tendremos que vivir con ella. Entonces, ¿por qué recortar los precios? Por el momento, ningún país puede estimar cuánto ha sufrido la economía. Creo que el año que viene quedará claro a qué conducirán el tiempo de inactividad económica, la asistencia financiera del presupuesto estatal y los impuestos impagos. Existe la posibilidad de que los precios comiencen a subir.

Como ya he dicho, siempre ha habido más transacciones con propiedades comerciales directamente en nuestra agencia. Incluso aquellos ciudadanos extranjeros que habían acudido a nosotros para mudarse y planeaban comprar bienes raíces residenciales siguieron nuestras recomendaciones y compraron propiedades comerciales.

Hay varias razones:

  • En Eslovenia, el mantenimiento de un permiso de residencia cuesta una media de 1200 euros por miembro de la familia, excluidos todos los demás costes (comida, medicamentos, combustible, etc.).
  • No todo el mundo sabe de inmediato en qué ciudad se sentirá más cómodo. En Eslovenia, las ciudades tienen muchas diferencias, por lo que a algunos les gustará vivir en Ljubljana, mientras que otros querrán escapar de inmediato de la capital a la costa del país. Solo después de vivir en el país durante varios años los extranjeros pueden determinar claramente dónde es mejor para ellos comprar una vivienda.

Al comprar un inmueble comercial, un extranjero puede vivir durante varios años en apartamentos alquilados en diferentes ciudades y, al mismo tiempo, recibir buenos ingresos pasivos. Cuando ya se ha tomado la decisión de dónde se siente más cómodo el comprador, entonces se puede empezar a pensar en comprar una propiedad residencial.

La segunda ola de coronavirus ha obligado a las autoridades eslovenas a reintroducir estrictas medidas de cuarentena a partir del 16/10/2020: ahora no hay forma de moverse libremente ni siquiera dentro del país. Una persona solo puede encontrarse en la región en la que reside oficialmente. Esto significa que los ciudadanos de Ljubljana, por ejemplo, no pueden comprar una vivienda más barata en otra ciudad, ya que simplemente no pueden ir allí.»

Número de propiedades: 126
Numero de publicaciones: 6
Suscríbete a nuestro canal de Telegram