Loft

El loft, es el piso superior de un edificio industrial rediseñado para albergar espacios públicos, oficinas, espacios culturales o viviendas. El término «loft» también comprende el diseño de estilo industrial.

En un principio, el término «loft» nos llegó de EEUU. Allí esta palabra definía el desván de una fábrica. En los años 30 y 40 del siglo pasado (después de la Gran depresión) en Nueva York, los jóvenes de clases bajas comenzaron a vivir en los desvanes de fábricas abandonadas: se reunían allí músicos, poetas, pintores. Se empezaron a abrir bares, galerías de arte o talleres de pintura. Precisamente entonces se puso de moda aquella estética: techos altos, materiales primitivos, ladrillo, comunicaciones abiertas, ventanas hasta el suelo.

Hoy día un loft no solo es una habitación de origen industrial, sino también un estilo particular de construcción y decoración. En el presente se hacen en al estilo «loft» oficinas, restaurantes, cafeterías, hoteles y apartamentos normales y corrientes. Estas propiedades se encuentran mayormente en edificios normales (no industriales).

Los verdaderos lofts, sin embargo, son antiguos talleres, almacenes y fábricas. Ahora en muchas grandes ciudades de la antigua Unión Soviética se están rediseñando muchos de estos edificios para hacer hostales, apartamentos o espacios culturales. — это бывшие цеха, склады, заводы и фабрики. Se han abierto galerías de arte en antiguos barrios industriales de Moscú, Minsk, San Petersburgo, Kiev y otras ciudades. Estos edificios tienen elementos industriales que nos recuerdan aún hoy a su pasado, ya convertidos en parte del diseño: viejos cabestrantes, vigas visibles, tuberías y piezas de máquinas encuentran su lugar también en estos nuevos espacios.

En cuanto a la reforma de lofts industriales para crear apartamentos, esta actividad suele requerir una gran inversión financiera a su propietario. Para equipar una antigua fábrica con lo necesario para un complejo de apartamentos no solo se necesita construir nuevas particiones, sino también instalar las comunicaciones necesarias y la calefacción. Por otro lado, como demuestra el ejemplo de los EEUU, los apartamentos en un verdadero loft con una rica historia siempre tendrán una gran demanda entre los bohemios locales. Las viviendas en antiguos edificios industriales acabarán costando más que una habitación similar en un edificio corriente de varios pisos.